¿Cómo elimino las manchas de un balón de fútbol?


El fútbol es uno de los deportes más populares del mundo. En cada juego, dos equipos de once jugadores se enfrentan. El campo de juego es rectangular con una superficie de césped natural o artificial y una puerta o arco a cada lado del campo. Se juega con una pelota que debe moverse por el campo de juego con los pies o con cualquier parte del cuerpo que no sean los brazos o las manos.

Los balones están hechos de goma o cuero sintético y son sensibles a las manchas y rayones del césped natural o artificial. Por eso te vamos a enseñar que tu balón de fútbol no mostrará ninguna mancha después de un partido o práctica de juego. Con la ayuda de algunos artículos comunes de limpieza para el hogar y un poco de trabajo, su pelota se verá como nueva.

Guía paso a paso para quitar o quitar manchas de un balón de fútbol

  • Mezcle agua tibia y detergente líquido en un balde o deslice y revuelva hasta que forme espuma.
  • Humedece una esponja limpia con la mezcla preparada y exprime un poco para eliminar el exceso de agua. Usa la esponja y un cepillo de dientes viejo para frotar las manchas oscuras del césped natural o artificial y seca la bola con una toalla suave.
  • Luego cubra la bola con una fina capa de limpiador de cuero sintético y déjela secar durante media hora. Luego, pula la bola con un paño seco o una toalla para devolverle el brillo. Será como nuevo.

De vez en cuando, verifique la presión correcta del globo, que generalmente se indica en la válvula del globo. Siempre es bueno tener un manómetro a mano.
Limpia y seca tus bolas después de su uso y mantenlas alejadas del frío, el agua y las altas temperaturas.

Nunca uses alcohol o productos que contengan amoníaco para limpiar tus bolas, ya que estos químicos destruyen la capa exterior. No frote las partes dañadas para evitar que se pelen.

Uno de los errores más comunes es iniciar el calentamiento antes de la actividad haciendo rodar la pelota sobre suelos duros como hormigón rústico o suelos de piedra. Aquí es donde ocurre el mayor daño a la pelota. Es recomendable utilizar siempre el balón en el terreno para el que ha sido diseñado, en el caso de fútbol, ​​césped natural o artificial.

Si la pelota se va a almacenar durante unos días o incluso meses o años, debe conservarla con algo de aire. Para evitar que se infle demasiado porque hace que las costuras y la válvula funcionen innecesariamente, debe evitar que se desinfle por completo, ya que puede tomar una forma que no sea completamente esférica. Cuando se envía desde la fábrica, se desinfla pero se aloja de tal manera que no se dañe y se prueba para garantizar que no falle.



Deja un comentario